Una noche sexual diferente

La rutina es, indudablemente, uno de los más peligrosos enemigos de la vida sexual en pareja. Cuando ya se cumplen varios años de relación, la monotonía puede llegar a los hábitos y a la cama, un lugar que hace no mucho era una fuente de diversión y placer y que puede convertirse en un simple colchón donde dormir si no nos implicamos para cambiar el rumbo.

Para ello hemos decidido echarte una mano y ofrecerte un plan sexual diferente a lo cotidiano. Como verás, no hace falta hacer grandes milagros sino ser originales, imaginativos y orientar una velada íntima hacia un broche final en la que el sexo es el principal protagonista de la noche sexual sin que ni siquiera haga falta salir de casa.

  1. Prepara la situación: elegid entre ambos una fecha en la que celebrar el encuentro. Que sea en fin de semana ayuda porque no hay que madrugar a la mañana siguiente y hay mucho más tiempo para hacer travesuras. Además, existe cierto componente de morbo al ir seleccionando una noche de placer.
  2. Añade picante: en los días restantes para esa noche de placer se puede ir caldeando el ambiente. Mensajes eróticos, alguna foto subida de tono… es fácil y excitante.
  3. Cena afrodisíaca: una vez ha llegado el día señalado, nada mejor que abrir boca con un buen manjar. Evita comidas muy pesadas o empalagosas, apuesta por alimentos ligeros y, ya puestos, juega con el factor de los afrodisíacos. La canela, las fresas o las ostras son comidas con carga erótica que se pueden acompañar con un buen vino o champán. Este menú se puede complementar con algún plato especial para vosotros o personalizándolo, por ejemplo, con chocolate.
  4. Ambiente: todos los detalles cuentan, es importante cuidar de esos aspectos para mostrar tu implicación para que esa noche sexual sea especial. Unas velas, la chimenea encendida en caso de tenerla en casa, tu perfume más elegante o esa ropa que tanto le gusta a tu pareja ayudarán a sumar puntos hacia el placer.
  5. La cama: una vez degustada la cena e incluso una buena copa, es el turno de la cama. ¿Qué te parece decorar las sábanas con unos pétalos de rosa, poner música relajante o alguna canción especial y encender incienso suave? En el sexo y el orgasmo intervienen todos los sentidos, así que debemos estimularlos para desembocar en un mar de sensaciones.
  6. Masaje: una vez llegados hasta aquí la velada podría rematarse con una buena sesión íntima, a no ser que te apetezca seguir sorprendiendo a tu acompañante. El mercado de productos eróticos te ofrece toda clase de aceites o cremas de masaje, que son la excusa perfecta para dejar la ropa en el suelo e ir estimulando las zonas erógenas de la otra persona en una mezcla perfecta de relajación y excitación.
  7. Juguetes eróticos: por último, con todo el ambiente ya listo, expulsamos de la cama a la rutina sexual e introducimos en nuestras vidas algún juguete sexual. Todo depende de la experiencia previa con estos artículos, pero nunca es mal momento para seguir explorando nuevos cauces de placer. Estos juguetes pueden disfrutarse tanto por mujeres como por hombres, así que os invitamos a compartir orgasmos.

7+1) Esta noche especial no tiene por qué ser la única manera de recuperar la pasión en una pareja. Se trata de una buena manera de salir de la monotonía, pero lo mejor será que día a día os sorprendáis no solo sexualmente para recuperar el apetito sexual y seguir avanzando juntos hacia más dimensiones de vuestra sexualidad.

Para estar informado cada día, síguenos !!

Twitter: @universosensualInstagram: @universosensual

Twitter: @SexDolls_ModelsInstagram: @sexdolls_models

Comparte nuestros contenidos !!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.