Tiene cojones lo del aguacate

Los médicos y los nutricionistas recomiendan que se coman a diario cinco piezas de fruta y se acompañen de verdura. Cada cual tiene sus frutas favoritas y más o menos se organiza para tomarlas de vez en cuando. Ahora que llega el buen tiempo suelen apetecer la sandía, el melón, los melocotones y demás opciones que ofrece el verano, pero que nadie se olvide de los sabrosos aguacates, una alternativa con mucho que decir a nivel sexual.

El consumo del aguacate trae consigo unos nutrientes y propiedades siempre beneficiosos para el organismo. Ricos en potasio,  ácido fólico, vitamina B6, con Omega-3 y con ácido oleico, que contribuye a la formación de testosterona en los hombres, el aguacate se convierte en protagonista de la frutería sexual, porque tampoco debemos olvidar que las frutas contribuyen a un buen olor y sabor del semen. Ya sabéis por dónde vamos, ¿no?

Este componente de nuestra dieta no siempre estuvo al alcance de aquel a quien le apeteciera, por ejemplo, incorporarlo a sus ensaladas o dejarlo para el postre. Se origen tropical, su llegada a España coincidió con la colonización y la Inquisición, tiempos complicados para cualquier cosa que se saliera de unos rígidos patrones de conducta.

El aguacate, cuyas formas curvas recuerdan a la figura femenina, ha estado tradicionalmente ligado a la masculinidad. El pueblo azteca los bautizó como “ahucuatl”, que significa “árbol de los testículos”. El motivo no es otro que cuando están madurando en el árbol crecen en parejas, de dos en dos, y a los aztecas de la época les recordó a sus gónadas y aplicaron esta denominación al actual aguacate.

Cuando los colonos volvieron a España vinieron acompañados de esta fruta sabrosa y aparentemente provocativa. La Santa Inquisición prohibió su consumo, ya que consideraban que este simple fruto era inmoral y no era apropiado para su rebaño.

Una razón que pudo conducir a esta censura frutal fue que, quizá a causa de su ya mencionada conexión con los testículos, los nativos sudamericanos la consideraban como afrodisíaca y fuente de vigor sexual. Entre su forma y esta mala prensa, por tanto, se forjó el temor de la Iglesia hacia algo tan simple como un aguacate. En países como Ecuador se afirma actualmente que tomarlo con un poco de azúcar potencia el rendimiento sexual de quien se lo lleva a la boca.

El aguacate, como ya hemos dicho, es saludable y sabroso a partes iguales. Nuestra sugerencia es innovar, ya que por muy bien que quede hecho guacamole y añadido a unos buenos nachos, la fruta puede convertirse en una forma de jugar en la cama y servir de preludio a un sexo muy verde. ¿Qué te parece pasar por la frutería, coger medio kilo, contarle a tu pareja la historia del “ahucuatl” para después pasar a la acción con total conocimiento de causa? Además, ¡tu salud y tu médico te lo agradecerán!

Para estar informado cada día, síguenos !!

Twitter: @universosensualInstagram: @universosensual

Twitter: @SexDolls_ModelsInstagram: @sexdolls_models

Comparte nuestros contenidos !!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.