Pornhub o cuando tus pajas ayudan a la sociedad

Pocos comentarios hay más manidos que el clásico “si hubiera donado todo el semen que he mandado por el retrete, sería millonario”. Lamentablemente, ni hombres ni mujeres solemos rentabilizar el placentero y recurrente acto del onanismo, pero quizá no sepamos que nuestra masturbación está siendo útil gracias a sitios porno como Pornhub, principal distribuidor de pornografía virtual.

Los millones de usuarios que se complacen gracias a esta web estadounidense se encuentran en el foco de las campañas solidarias de sus responsables. A nivel de comunicación y posicionamiento de empresa, estas iniciativas se conocen como responsabilidad social corporativa, un compromiso que desde Pornhub han bautizado como Pornhub Cares (Pornhub se preocupa) y bajo el que llevan a cabo toda clase de acciones de concienciación, cómo no, con el sexo como hilo conductor.

Una de las campañas más recientes fue “Help Pornhub sabe the boobs” (Ayuda a Pornhub a salvar a las tetas). La finalidad de la misma era contribuir a la investigación contra el cáncer de mama a través de una aportación económica que dependería del tráfico de sus visitantes durante un mes entero. Por cada 30 vídeos visualizados bajo las categorías de “big tits” o “small tits” (tetas grandes o tetas pequeñas), la empresa donaría un centavo a fines científicos.

Aunque no parezca una cifra muy voluminosa, el inmenso trajín de onanistas internacionales hizo que la donación fuese generosa. Durante esos 30 días esas dos etiquetas recibieron unos 80 millones de visitas, que al cambio supusieron unos 28.000 dólares, más de 20.000 euros destinados directamente a ayudar a miles de mujeres. En España, el cáncer de mama afecta anualmente a unas 63.000 mujeres.

La generosidad y el afán de concienciación de este proveedor de placer individual también se pudo apreciar en las calles. En busca de concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de las revisiones de los pechos para detectar posibles tumores y reaccionar de inmediato contra ellos, Pornhub fletó una furgoneta en la que especialistas médicos hacían revisiones gratuitas a las mujeres que se interesaran.

De vuelta al ámbito online, hay vídeos porno que están precedidos por una lección para que los hombres aprendan a tocarse los testículos y percibir hipotéticas irregularidades. A través de esta responsabilidad social, desde Pornhub abogan por desarrollar una sexualidad saludable y sensata que pueda rematarse perfectamente a través de la masturbación con los contenidos que ellos mismos ofertan.

Otra campaña sonada consistió en premiar con 25.000 dólares a quien solicitara financiar una buena idea. A través de esta beca buscaron fomentar el emprendimiento juvenil, algo que suele enfrentarse con trabas de todo tipo. La Naturaleza, asimismo, también recibe la preocupación de los amables protagonistas de este compromiso social.

En EEUU se celebra anualmente una semana del árbol, así que a Pornhub Cares se le ocurrió premiar a los amigos de los grandes troncos. ¿Cómo? Por cada 100 visitas a su web a la categoría de “big dick” (penes grandes). La iniciativa se llamó “Pornhub gives America wood” (Pornhub da bosques a América) y fue, evidentemente, todo un éxito. Un total de 15.473 árboles pasaron a ocupar el suelo norteamericano gracias al más de un millón y medio de visitas que recibieron los contenidos de potentes falos.

¿Cuál será la siguiente acción para ayudar a la ciudadanía? Hasta entonces, estate atento a Pornhub, disfruta de sus vídeos, y quién sabe si tu masturbación permite, por ejemplo, a acoger animales abandonados y cuidar de ellos. El caso sea disfrutar y que sirva para algo.

Para estar informado cada día, síguenos !!

Twitter: @universosensualInstagram: @universosensual

Twitter: @SexDolls_ModelsInstagram: @sexdolls_models

Comparte nuestros contenidos !!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.