Lubricantes para que el sexo y el placer fluyan

Todo cuenta para disfrutar plenamente de una relación sexual. Evidentemente, la compañía es un factor que se debe tener en cuenta, pero hay muchos más elementos que juegan su papel para conseguir que la batalla de los orgasmos se salde con un empate técnico en el que todos salgan ganando. Los lubricantes se encargan de facilitar que todos los integrantes del encuentro sexual consigan un disfrute extra cuando comparten este momento íntimo.

En las relaciones sexuales, especialmente cuando existe penetración, la lubricación de la zona es elemental para facilitar el acceso al ano o a la vagina del pene o del juguete erótico con el que se lleve a cabo. No obstante, esto no es siempre fácil porque desde la edad a los nervios, pasando por el consumo de alcohol, que la excitación aún no sea completa o cualquier otra razón pueden influir en que la humedad de esa parte del cuerpo no sea la deseada.

Cómo te puede ayudar un lubricante

En estas circunstancias entra en escena el lubricante, un pequeño bote o incluso en forma de sobres que siempre deben estar disponibles al lado de la cama o en el lugar elegido para el sexo. El lubricante es un complemento y no debe verse como un parche para suplir una carencia sexual, ya que también se puede recurrir a él como añadido y sin que sea estrictamente necesario.

Esta clase de productos eróticos se encuentran bajo sabores, texturas, olores y contenidos de todo tipo, nuevamente preparados para que su comprador elija exactamente el que quiera. Asimismo, hay efectos de calor o de frío, incluso con vibración, dispuestos para ofrecer sensaciones hasta entonces desconocidas al disfrutar de una relación sexual.

La lubricación puede acompañar tanto al sexo anal como al vaginal, de hecho, siempre es recomendable para impedir posibles desgarros o dolencias derivadas de una penetración demasiado intensa. Aunque comprar lubricante sexual suele estar ligado a su utilización con compañía, la masturbación también se puede beneficiar de las funciones de los lubricantes.

Aceites, lubricantes y orgasmos

Por si fuera poco, estos complementos para las prácticas sexuales no solo están encaminados a facilitar la penetración y el disfrute, sino que también pueden potenciar el orgasmo de los participantes. Los lubricantes persiguen el placer compartido, el clímax de todos los integrantes del encuentro sexual, así que hay aceites también concebidos para los prolegómenos.

Una de las causas que suelen dificultar que el área anal o vaginal se encuentre lubricada de forma natural, especialmente en el caso de las vaginas femeninas, es que no se ha encontrado la excitación previa suficiente.

Nuestra recomendación es apostar por los aceites de masaje, que a su vez pueden proporcionar distintas sensaciones (desde calor al frío) e ir estimulando el mapa erógeno de quien reciba dichas caricias. Desde aquí os invitamos a ir toqueteando la espalda, el pecho, las caderas, los glúteos, el cuello o los hombros para que el propio cuerpo se vaya poniendo en situación y que lo que venga a continuación sea el mejor broche posible… incluso acompañado de juguetes eróticos, puestos a innovar.

Para estar informado cada día, síguenos !!

Twitter: @universosensualInstagram: @universosensual

Twitter: @SexDolls_ModelsInstagram: @sexdolls_models

Comparte nuestros contenidos !!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.