Lactancia erótica

Lactancia erótica, una práctica que no es un juego de niños

La lactancia erótica es actualmente considerada como una parafilia, es decir, un comportamiento con fines sexuales cuyo objeto de placer es poco común.

El término lactancia nos lleva inmediatamente a pensar en la maternidad, pues comúnmente la hembra que lacta es aquella que tiene una cría. Lo que muchos desconocen es que hay otros modos a través de los cuales se puede producir leche sin haber pasado por embarazo y parto, en ese caso el proceso se llama lactancia inducida. La lactancia inducida se logra mediante la aplicación de diferentes métodos; el método hormonal es uno de ellos.

Cuando se desea practicar la lactancia erótica o de adultos la manera más discreta de hacerlo es la succión, pues evitará la aplicación de hormonas recetadas por un médico. La succión se puede realizar usando aparatos especiales para ese fin (sacaleches) de los cuales se pueden encontrar manuales, eléctricos y los hospitalarios; Con el uso de uno u otro se verán los resultados deseados. Sin embargo, la práctica de la lactancia erótica tiene como objetivo principal el placer que se consigue con la succión directa. Al realizarla de una forma correcta y constante podrá sentir como pequeñas gotas de leche comenzarán a brotar de un modo igual o similar al que experimenta la mujer que es madre.

En algunos casos la lactancia erótica no se da por la inducción de dicho proceso, sino después de haber dado a luz y darse la liberación de leche involuntaria.

No todas las personas que producen leche a través de un proceso de bombeo lo hacen para disfrutar en pareja, algunos disfrutan en solitario de ver brotar leche de sus pezones.

A él le encanta sentir las gotas de leche caer en su boca.

Una vez entendida la técnica puede surgir la pregunta de ¿Por qué hacerlo? Aunque la respuesta parece obvia y anteriormente se comenta, es por placer; dicho placer no sólo es experimentado por la persona que ha llegado a producir leche, sino también por la persona que la recibe, ya que entre ambos crean un vínculo especial que se genera del contacto piel con piel. Probando que el placer sexual no sólo surge del contacto directamente genital, pues este juego o práctica despierta diferentes zonas erógenas en los cuerpos.

Definitivamente se crearán fuertes lazos entre los practicantes, que no necesariamente llegarán al acto sexual, pues ambos se han sumergido en el universo sensual de la lactancia erótica. Se han registrado casos en los cuales mujeres han amamantado animales.

En el BDSM, esta práctica se utiliza como recompensa de parte de una Ama para con su sumiso, a quien deja beber su leche; o por parte de la sumisa que la extrae para su amo.  Un dato muy poco difundido es que tanto mujeres como hombres pueden llegar a lactar.

Twitter: @Eilynmc89

Para estar informado cada día, síguenos !!

Twitter: @universosensualInstagram: @universosensual

Twitter: @SexDolls_ModelsInstagram: @sexdolls_models

Comparte nuestros contenidos !!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.