La práctica prohibida II

Anteriormente hablamos sobre la Práctica Prohibida, a continuación hablaremos sobre la segunda parte de una de esas prácticas que en la actualidad aún es mal vista por algunos y muy deseada por otros; es el sexo oral, también incluido bajo el término de naturaleza bíblica sodomía, pero comúnmente menos asociado a éste que el sexo anal.

El sexo oral no es más que la estimulación genital mediante el uso de la boca

Al hablar de sexo oral, automáticamente pensamos en la felación, es decir el acto de lamer y chupar el pene, más no debemos olvidar el cunnilingus, que traducido del latín significa y consiste en lamer la vulva. Cunnus es vulva y lingus es lengua.

Para realizar nuestra práctica prohibida II se deben tener presentes ciertas consideraciones;

La higiene es muy importante si no básica, así quien está al mando o proporcionando placer disfrutará del olor, textura y sabor de los genitales de su pareja para la ocasión.

Aunque no es posible embarazar a través de este método, si es posible el contagio de ETS, entonces resulta conveniente el uso del preservativo (preferiblemente con sabor), para evitar el riesgo de contagio de alguna enfermedad. O también puedes optar por hacer una exhaustiva revisión a los genitales del otro, para comprobar que no existen lesiones o verrugas; pero además de ser un poco raro y nada sensual, siempre habrá un margen de contagio de alguna enfermedad que no presente síntomas visibles.

No te creas un actor o actriz porno, es mejor ir probando poco a poco que resulta más cómodo y placentero para ambos y dejar que todo fluya naturalmente. Tampoco hay que dejar de lado que no es igual dar placer oral a un hombre que a una mujer, a ellas se le debe tratar con delicadeza dado que el clítoris es muy sensible y al cabo de un raro de enérgica estimulación puede que ya no sienta nada en cambio a ellos se les puede tratar con un poquitín de ímpetu porque su miembro es un tanto más resistente, pero tampoco creas que es de hierro… ámalo. 

Beneficios del sexo oral

  • Sí, ciertamente el primero de los beneficios es que los hombres son más felices, ya que en promedio ellos reciben más sexo oral que las mujeres.
  • La persona que lo recibe libera cortisol y oxitocina que mejoran el humor.
  • El hombre al que se le da amor oral tiene menos riesgo de sufrir ataques cardíacos.

Ingerir semen tiene grandes beneficios para la salud

Fortalece el sistema inmunológico, contiene melatonina que ayuda a dormir mejor; previene la hipertensión y las enfermedades cardiacas, es decir no sólo es bueno darlo sino también recibirlo, pues contiene cortisol que como ya mencionamos es bueno para el humor. Al contener tiratropina y serotonina se convierte en antidepresivo. Contiene gran cantidad de vitaminas y es bueno para la piel, por lo que usarlo como mascarilla es una excelente idea, pero antes coméntale a tu chico para que no crea que has perdido la cordura.

Ingerir fluidos vaginales, también es bueno

Ya que los lactobacilos que se encuentran en la vagina, mantienen en buen estado la flora intestinal, pero no te espantes por ese extraño nombre. Los lactobacilos son los que se encargan de que el PH vaginal esté bajo control, y por lo tanto evitan la propagación de infecciones.

Un yogurt de flora vaginal.

Los lactobacilos son tan buenos que en Estados Unidos llegaron a crean un yogurt que los contenía, aunque no contó con la aprobación del Centro de Administración Federal de Fármacos del país.   

Más que por los beneficios que nos proporciona, tanto a quien lo recibe como a quien da placer con su boca, sólo debemos hacerlo si realmente nos llama la atención, pues hacerlo sin ganas y sólo por complacer al otro no será muy erótico para ninguno. Si te gusta gózalo y haz gozar, a fin de cuentas es la mejor medicina. 

Para estar informado cada día, síguenos !!

Twitter: @universosensualInstagram: @universosensual

Twitter: @SexDolls_ModelsInstagram: @sexdolls_models

Comparte nuestros contenidos !!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.