El Figging

Un método de placentera tortura.

Se trata de una práctica muy poco común que consiste en introducir un trozo de jengibre por el ano. Aunque en primer momento no parece demasiado extraordinario, lo cierto es que llega a causar un ardor bastante intenso; este curioso juego no solo se limita al ano, sino también a la vagina y uretra.

La idea es conseguir una raíz de jengibre completa y sin fragmentar, preferiblemente que sea grande para tomar una parte que sirva como dildo el cual se debe lavar bien, retirarle toda la piel, eliminar cualquier protuberancia por sí es incómoda su uso, pero sí deseas que precisamente cause incomodidad entonces déjala, es necesario tallarlo de modo que se penetre y en la zona posterior un poco más grueso para que sirva como tampón, no introducir por completo por sino puede ser extraído que en su caso sería un profesional de la medicina, tampoco puede ser demasiado delgado para que no se fracture estando dentro.

Para introducirlo no se debe agregar lubricante, aceite u otro, ya que crean una capa entre la raíz y la piel disminuyendo la sensación, es mejor usar los mismos fluidos corporales, sea líquido preseminal, el lubricante que de manera natural produce la vagina o agua.

Ya estando dentro una parte es probable que en un primer momento no se sienta nada, pero al cabo de unos segundos el calor que hace sentir el jengibre se hará presente; entonces estarás haciendo figging. Sí te gustan las experiencias sutiles con eso bastará, es buen momento para retirarlo y ver como el calor disminuye.

Sí te atreves intenta dejarlo un poco más, el calor irá en aumento para convertirse progresivamente en un ardor que se va intensificando, al que le podrás dar marcha atrás y finalmente sí quieres entrar con todo al jueguito, déjalo dentro y explora tus límites.

Esta raíz no es la única cosita que puedes usar para divertirte, puedes optar por otros alimentos como la pimienta, la canela, el chile, salsa tabasco o cualquier otra que genere un efecto similar y puedas soportar. Otra posibilidad es usar el jengibre en polvo y dejarlo caer sobre los genitales, mezclarlo con un poco de agua hasta formar una pasta aplicable en zonas exteriores del ano, vulva y el pene; el calor que genera en cualquiera de sus formas actúa como vasodilatador por lo que notarás mejores erecciones de pene y clítoris acompañado de un enrojecimiento mayor al común.

Y es que el consumo de este alimento/condimento/juguete sexual tiene muchos beneficios; como la prevención del cáncer de colon, de ovarios, la disfunción eréctil y como fungicida ante las infecciones vaginales, para lo que hay diversas recetas de como usarse, pues no vas andar con un trozo dentro de la vagina hasta enloquecer.

A los caballos les introducían jengibre por el ano para hacerlos parecer más briosos.

Se cuenta que en la época victoriana se utilizaba como castigo para los chicos desobedientes, pero si nos remontamos a ese tiempo, sus extrañas prácticas dan lugar a la connotación sexual de este castigo. A los caballos también se les aplicaba la misma práctica, pero esta vez con el fin de que se mantuvieran al trote y con la cola en alto para dar la impresión de un buen estado de salud.

En materia sexual y en la actualidad, hay quienes lo utilizan aplicado al BDSM con el fin de causar desesperación al sumiso(a), combinando esto con uno que otro azote.

Uno de los aspectos positivos de usar este alimento en el sexo es que no ocasiona consecuencias dañinas, puede permanecer todo el tiempo que se desee o soporte dentro del cuerpo y aún cuando el calor o ardor sea muy fuerte no causará quemaduras o ulceraciones, como pueden llegar a provocarlas otras sustancias químicas; y dicho calor/ardor después de retirar la raíz, pasta o polvo no durará más de 20 a 30 minutos.

De todos modos siempre hay que tomar precauciones con el tamaño del dildo que tallemos, en especial que no sea muy pequeño como para perderse en el ano, uretra o vagina y hacernos perder el control de la situación. Sí la reacción es tan fuerte que se hace insoportable, recurrir al uso de un lubricante, aceite, crema o hasta inclusive la saliva es útil ya que hará desaparecer rápidamente el efecto. Tampoco se deben tocar los ojos con las manos llenas de jengibre, porque libera un líquido que sí bien es útil para el juego será muy desagradable ese escozor.

Sí es la primera vez que se aplica en alguien es mejor en pocas cantidades e ir probando poco a poco y ver sí es de su agrado. Y sobre todo nunca, pero nunca jamás utilizarlo en una persona alérgica al jengibre.

Twitter: @Eilynmc89

Twitter: @universosensual  Instagram: @universosensual
Para estar informado cada día, síguenos

Para estar informado cada día, síguenos !!

Twitter: @universosensualInstagram: @universosensual

Twitter: @SexDolls_ModelsInstagram: @sexdolls_models

Comparte nuestros contenidos !!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.