Disfraces sexuales para mujeres: roles y excitación

Chicas, ¿cuáles son vuestras formas de innovar en vuestras relaciones sexuales? Además de distintas prácticas, diferentes posturas, nuevos lugares para el sexo o, incluso, nuevas compañías, hay más maneras de cambiar las costumbres sexuales. Como bien sabéis, tan importante como el cuerpo es lo que lo cubre, así que los disfraces sexuales femeninos son un inmejorable recurso para levantar la pasión y aportar ese extra de disfrute.

La cuestión es elegir con qué atuendo sorprender a tu pareja. Si la decisión llega en época de Halloween, es la mejor excusa para apostar por disfraces que jueguen con el “miedo”, como es el caso de clásicos como el de vampiresa o diablas. En caso de estar cerca de Carnaval, el abanico se abre mucho más.

Sea cuando sea el momento, una de las claves para elegir el mejor complemento erótico es determinar qué roles se van a seguir. Todo depende si en este caso la mujer va a llevar la iniciativa y las riendas de la situación o si lo que prefiere es sentirse dominada y estar a disposición de la otra persona.

Disfraces sexuales dominantes

En materia sexual no hay que sentar absolutos, pero hay ciertas verdades que se siguen manteniendo. Una de ellas es que hay una serie de roles y profesiones que van ligadas a una mayor dominación, fuerza y órdenes que hay que seguir. Por tanto, incorporar estas prendas a tu armario o a tu baúl erótico trae ligado poder y la sensación de que todos tus deseos son normas de obligado cumplimiento… o que se atengan a las consecuencias.

Los ejemplos más comunes de estos disfraces eróticos son los de policía, militar, profesora o doctora. Se trata de oficios en los que los demás ciudadanos tenemos que obedecer, ya que representan la ley y tienen una autoridad inamovible.

En este momento se pueden incorporar otros complementos eróticos como fustas, esposas o incluso artículos de BDSM, ya que un buen interrogatorio policial puede provocar resistencia del detenido y requerir argumentos más… firmes.

Disfraces sexuales para ser dominadas

No obstante, en la sexualidad hay roles en los que también gusta sentirse bajo el dominio ajeno. Los disfraces sexuales, la lencería erótica o incluso las máscaras así lo acreditan, ya que se asumen identidades que vienen acompañadas de una sensación de servicio y sumisión.

En este caso estamos hablando de disfraces para mujeres, sector en el que son muy demandadas las ropas de colegiala. Las alumnas deben portarse bien, hacer los deberes y aprobar los exámenes, así que no el dormitorio también es un aula en el que hacerlo. Lo mismo ocurre con las asistentes del hogar o las sirvientas, que en este juego de roles deben complacer las solicitudes que les llegan.

En ambas situaciones y sea cual sea el disfraz erótico por el que nos inclinemos, el mercado de productos eróticos ya se ha anticipado en vías para complementarlos. Un vibrador o consolador pueden servir para disfrutar todavía más de una sesión del sexo más innovador. Asimismo, los artículos de BDSM sirven para culminar los roles que ya hemos mencionado y reforzar la autoridad que proporciona el disfraz.

Lo más importante es no caer en el aburrimiento y en las rutinas sexuales. Chicas, desde Universo Sensual hemos pensado en vosotras para que deis una buena sorpresa erótica a vuestra pareja y que disfrutéis de un orgasmo bajo un disfraz erótico.

Para estar informado cada día, síguenos !!

Twitter: @universosensualInstagram: @universosensual

Twitter: @SexDolls_ModelsInstagram: @sexdolls_models

Comparte nuestros contenidos !!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.